Hace más de 1800 años la educación sufrió un salto cuántico al aparecer el concepto de universidad. Desde ese entonces,  ha ido evolucionando epistemológicamente adaptándose a los tiempos vivídos, pero no había dado otro salto cuántico. Las ideas de enseñanza conductista, en las que un profesor detentor del monopolio del conocimiento lo impartía a un grupo de alumnos que debían asimilarlo sin objetar, están quedando atrás para dar paso a la generación de comunidades de aprendizaje, donde cada individuo es responsable de traer conocimiento al grupo y de hacerse del conocimiento que traen otros desde múltiples fuentes, enriqueciendo así la experiencia de aprendizaje, más adaptada a los tiempos en que las fuentes están en las nubes y las nuevas generaciones están más capacitadas para extraer el conocimiento de lo que pudiesen estar sus padres o sus guías en la escuela.
No obstante de esta evolución epistemológica, a la educación aún le falta por completar el próximo salto cuántico que se hará realidad con el uso extensivo de las herramientas tecnológicas que se están desarrollando de manera acelerada.  La tecnología no sólo sirve para socializar al máximo el conocimiento que se encuentra en la nube, sino que ya está lista para que todo suceda en el metaverso y no en los espacios físicos de cuatro paredes y con coordenadas geográficas específicas. El siguiente salto es hacia la desmaterialización de las escuelas, centros de capacitación y universidades, reduciendo enormemente los costos monetarios, operacionales y sociales de la educación tanto para la fuente como para el receptor.
Muchos estamos en el camino tecnológico y epistemológico que nos llevará inexorablemente y más rápido de lo que creemos, al cambio en la educación más grande que jamás la humanidad ha experimentado. Avizoramos por tanto, que nuestros nietos ya no asistirán a escuelas y universidades como las conocemos hoy en día, serán espacios virtuales en los que se encontrarán personas de todas las culturas, idiomas y usos horarios diferentes, se desarrollará cada vez más la robotización de la enseñanza, guías dotados de inteligencia artificial liderarán las comunidades de aprendizaje que construirán sus propios conocimientos, basados en una investigación ilimitada de bajo costo y altísimo alcance.
Cada día se desarrollan nuevas y más poderosas herramientas tecnológicas que permiten crear comunidades de aprendizaje cuyos integrantes se pueden encontrar a miles de kilómetros de distancia, incluso sin hablar el mismo idioma, sentados cómodamente en los sillones de sus casas u oficinas, o en el metro y participando a través de sus dispositivos móviles, aprendiendomientras juegan, mientras hacen ejercicio o mientras trabajan en otra cosa. El individuo perteneciente a una comunidad de aprendizaje se está volviendo un verdadero autodidacta, buscando información en sitios de Internet tanto superficial cómo profundo y socializandolo en tiempo real, posibilitando la confirmación o la modificación del conocimiento adquirido o generado.  Actualmente existen juegos de vidas paralelas en los que los guías y los estudiantes tienen sus respectivos avatares dentro del metaverso, viajando y recorriendo lugares y tiempos sin moverse de sus casas. 
En un futuro no muy lejano, desaparecerán las carreras universitarias tal y cómo las conocemos hoy en día, y serán reemplazadas por capacitaciones y entrenamientos continuos en áreas específicas, el individuo estará dotado con los conocimientos necesarios para hacerle frente a las condiciones de trabajo cada vez más cambiantes y a los acelerados desarrollos tecnológicos que exigirán que esté actualizado permanente y rápidamente. Seguramente, desaparecerántambién los límites entre ser médico e ingeniero o abogado o economista, el conocimiento estará repartido según las necesidades sociales y actuales y se moverá en un proceso continuo y sin imposición de directrices sino respondiendo a la demanda de desarrollo que las sociedades exigirán.
En Strategic Plaza  estamos trabajando hoy para que eso ocurra mañana, nuestras plataformas cada vez más sofisticadas están pensadas para adaptarse a los requerimientos de una eficaz y eficiente desmaterialización de la capacitación. Todos los días, nuestro equipo de desarrollo está en la búsqueda de nuevas herramientas tecnológicas y epistemológicas para hacer posible la generación de nuevos conocimientos corporativos así como, la administración y divulgación de los mismos. Para la mayoría de las empresas la capacitación no es el “core” de su negocio aún cuando es fundamental para su sostenimiento a largo plazo, entendiendo esto, trabajamos en la forma de brindarles una capacitación eficaz y efectiva resguardando el ritmo operacional de la empresa, con un costo bajo en comparación con los sistemas tradicionales y a favor de mantener el conocimiento dentro del negocio.